Videplast
Seleccione el idioma: Português ENGLISH

Novedades

RECICLAR ES NECESARIO

Los números del Compromiso Empresarial para el Reciclaje (Cempre), asociación sin fines de lucro mantenida por un grupo de grandes empresas brasileñas, muestran que nuestro país avanza en el reciclaje, alcanzando índices satisfactorios en algunos segmentos, pero, se muestra insuficiente en otros: 96,2% de la producción nacional de latas de aluminio; 47% de la resina PET; 45% de los envases de vidrio; 29% de las latas de acero; 23% de las 46 mil toneladas de envases larga vida post-consumo; y 20% de los plásticos.

En esos ítems, estamos adelante de numerosas naciones, como en las botellas PET, o razonablemente inseridos en los promedios mundiales. No obstante, hay un aspecto particularmente preocupante: reciclamos apenas un 3% de la basura sólida orgánica urbana. Evolucionar en ese ítem específico es importante para la mejoría del medio ambiente, beneficios económicos en la producción y también en el aspecto social, contemplando, así, las tres vertientes del más contemporáneo concepto de sustentabilidad.

Vale recordar que la Política Nacional de Residuos Sólidos (PNRS) ha definido el concepto de "desecho" de la siguiente manera: solamente pueden ser así caracterizados los materiales que, después de agotadas todas las posibilidades de tratamiento y recuperación por procesos tecnológicos disponibles y económicamente viables, no presenten otra posibilidad que la disposición final ambientalmente adecuada. La fracción orgánica de los residuos domiciliarios corresponde a entre un 48% y un 55% del total de los residuos domiciliarios generados. Para una producción anual de aproximadamente 64 millones de toneladas de residuos, tenemos entonces más de 30 millones de toneladas de residuos orgánicos que no son técnicamente desechos y que, por eso, van in natura para los vertederos y basureros del país.

Hay que resolver eso, cumpliendo metas hasta el 2030, lo que parece un tiempo suficientemente extenso para tal. ¿O no? Las grandes ciudades o consorcios de las pequeñas y medias tendrán que iniciar inmediatamente la implantación de los respectivos Planes de Gestión, o aparecerá la amenaza de validación de la máxima de que no simpatizamos con el cumplimiento de metas, o, en otras palabras, que no asumimos responsabilidades públicas.

El trabajo de las cooperativas es importante, pero no es suficiente para atender a la gigantesca demanda. En 2012, se registró un aumento de un 1,3% en la generación per cápita de residuos. En el mismo período, según el IBGE, el número de habitantes aumentó apenas un 1 por ciento. Se concluye, por lo tanto, que la inclusión social en los últimos diez años y la mayor renta están haciendo que el incremento del consumo (y, por lo tanto, la generación de residuos) esté por encima de la expansión demográfica. ¡Excelente! No obstante, precisamos atender con eficacia a esa demanda ambiental.

Para eso, el gran salto es el Plan Municipal de Gestión Integrada de Residuos Sólidos, cuya implantación, sin embargo, está atrasada en por lo menos mitad de los 5.564 municipios brasileños. Es más, el no cumplimiento del cronograma relativo a la ejecución del plan ya ha comprometido definitivamente la erradicación de los basureros en todo el país hasta 2014, como estaba originalmente previsto en la Política Nacional relativa al tema (Ley n° 12.305). ¿Qué se hará?

Con el atraso del programa, no solamente estamos postergando un proceso capaz de mejorar mucho el medio ambiente, como también retardando el crecimiento del reciclaje. Envés de un círculo virtuoso de colecta de residuos sólidos, selectividad, encaminamiento hacia vertederos sanitarios modernos y adecuados y el reciclaje en gran escala, estamos manteniendo el círculo vicioso de la letargia.

Fuente: GÔNDOLA - NOTAS TENDÊNCIAS - BELO HORIZONTE - MG - JAN/2014 - Nº 216 - Pág. 67

Últimas Novidades

©2013 Videplast
Reservados todos los derechos Producido por BRSIS